Enfocado a la mejora continua

Jorge Robles, Director General de Caterpillar México, guía con un liderazgo empático, visionario y de coaching

Publicado en: Mayo 2016

Ivonne Lara / Nuevo León

››"El éxito es el camino donde se cruza la oportunidad y la preparación”
JORGE ROBLES
Director General de Caterpillar México
››"El éxito es el camino donde se cruza la oportunidad y la preparación” JORGE ROBLES Director General de Caterpillar México
Con una gran sonrisa, Jorge Robles recibió a Somos Industria en su oficina ubicada en la planta de Santa Catarina, Nuevo León.

Lo primero que nos mostró fue una hoja escrita a mano. Fechado en 1995, dicho texto contiene su ideario, sueños y la visión de su vida futura. Hoy en día, cada uno de los retos propuestos por Robles han sido alcanzados, y dicha hoja forma parte del pizarrón de temas relevantes del directivo, quien comentó que el haber sido certificado en los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva de Stephen R. Covey marcó un parteaguas en su vida.

“Cambió la forma en que me veía a mí mismo y mi percepción de cómo me veían las personas, por lo que a lo largo de estos años he trabajado para llegar a mis ideales. Y esta hoja representa mi manera de pensar y sentir. Con orgullo lo puedo decir, que gracias a las experiencias adquiridas, tanto en lo personal como en lo profesional, he podido ir alcanzando esos objetivos”, dijo.

Robles es el segundo de seis hijos, y proviene de una familia humilde de Chihuahua.

“Desde pequeño tuve que trabajar. Mi vida laboral comenzó a muy temprana edad, tuve múltiples empleos de fines de semana o de tardes, todo esto antes de formarme en mi carrera técnica y luego universitaria”, comentó Robles, quien es egresado del CBTIS de la carrera técnica de Electromecánica. Sin embargo, allí no se detuvo la oportunidad de prepararse, ya que años después logró financiar su carrera profesional y egresar de la Ingeniería Industrial Eléctrica del Tecnológico de Chihuahua.

La preparación es uno de los pilares de Robles, pues además de su ingeniería cuenta con Maestría en Administración, y diplomados tanto en liderazgo como en finanzas de diferentes instituciones, dentro de las cuales destacan la Universidad de Stanford y el más reciente en Alta Dirección en el IPADE de la ciudad de Monterrey.

“Yo tengo bien claro que el éxito es el camino donde se cruza la oportunidad y la preparación, por lo que nunca dejo de buscar oportunidades de adquirir nuevos conocimientos y habilidades para estar mejor preparado cada día”, dijo Robles, quien añadió que desde niño los libros son su pasión.

“Desde pequeño me encantaba la lectura, me apasionaban los libros y prefería pasar tiempo leyendo que jugando. Los libros me permitieron soñar y tener aspiraciones que me han motivado el resto de mi vida para salir adelante y prosperar”, dijo Robles.

“Antes de trabajar en Delphi me desempeñé en empleos como técnico electromecánico. Primero en una compañía que fabricaba cocinas y luego en una fundidora de aluminio, ya después de graduarme como ingeniero ingresé a la empresa Delphi”, comentó el directivo, quien recalcó que su historia con dicha compañía inició en 1991, y para la cual trabajó durante 17 años.

Su primera oportunidad gerencial fue en 1995 en dicha empresa, como gerente de sistema de manufactura. Y la primera oportunidad de fungir como directivo fue en Saltillo. “De allí me enviaron a Dayton, Ohio; como responsable de una planta de frenos, y luego a Inglaterra como responsable de una planta de sistemas de inyección y bombas hidráulicas. Después regresé a Texas ya como parte de la empresa Caterpillar, de allí a Acuña y luego a Monterrey.”

En Caterpillar estuvo laborando durante cuatro años y cuatro meses como Director General de Operaciones de Caterpillar México, y recientemente recibió un nuevo reto: ser Gerente General de Material Handling & Underground y cambiar de nuevo su residencia a Estados Unidos.

“Ahora estaré a cargo de tres plantas en Estados Unidos, una en Inglaterra, una en India y una más en China”, comentó el directivo.

Un gran reto

Desde su oficina ubicada en la planta de García, Nuevo León, Robles nos detalló uno de sus grandes retos en Caterpillar.

“Por fortuna o por desgracia me tocó llegar a dirigir la empresa en el momento en que estaba en un ciclo muy favorecido del mercado industrial. Llegué en el 2012 y las ventas estaban por los cielos, sin embargo después de ello comenzó a pegar un rastro de la crisis del 2008, y con la desaceleración de China y la caída de los precios del acero, carbón y petróleo, cayeron también nuestras ventas, lo cual nos enfrentó a decisiones verdaderamente difíciles. Para mantener el negocio rentable, teníamos que reducir nuestro personal a un poco más del 50% . Fue un proceso muy difícil, pero creo que gracias a la lealtad y compromiso de mi equipo de líderes hemos salido adelante manteniendo la viabilidad de nuestro negocio”, dijo.

El reto que era muy difícil, pero se convirtió en una oportunidad en la que el equipo mexicano demostró su capacidad.

Un día de trabajo

Para el directivo de Caterpillar, el día laboral comienza a las 5:30 de la mañana.
“Gracias a la preparación que tuve en Kentucky enfocado al Sistema de Producción de Toyota, he dominado algunas herramientas, las cuales las aplico en mi día a día. Una de ellas es la estandarización de mi día de trabajo. Le dedico mucho a la planeación, pero ya hecho esto, la ejecución se da de manera más sencilla”, comentó.

“Comienzo con la revisión de mis correos de voz y electrónicos. Tomó 15 minutos para leer las noticias más relevantes en el país y reviso cómo cerró el mercado el día anterior, ya a las 6.30 de la mañana comienzo mis recorridos por la planta, que es donde está la acción”, dijo el directivo, quien recalcó que por ser cuatro las plantas que tiene a cargo, cada día visita una de ellas.

“Luego regreso del recorrido y comienza mi rutina de reuniones y juntas con los diversos equipos que representan las diferentes funciones de la empresa”.
Considerado como una persona positiva y proactiva, Robles trata de transmitir esa actitud a su gente.

“Mientras trabajes de manera ardua y te sigas preparando, y las decisiones que tomes se basen en tus valores, honestidad, integridad y respeto, todo estará bien. Yo estoy convencido de ello”, puntualizó.

Liderazgo proactivo

Robles señaló que Caterpillar frecuentemente realiza evaluaciones del estilo de liderazgo de sus ejecutivos, y el de él ha sido definido dominante,
visionario y coach.

“Trato de aplicar el liderazgo conforme a mis valores y enseñanzas. Dependiendo de la situación, pero siempre siendo accesible, justo y respetuoso”, dijo.

Robles, quien se autodefine como accesible, empático y respetuoso, comenta que se siente muy orgulloso de su equipo de trabajo en Caterpillar.

“Soy demandante, siempre me he enfocado en la mejora continua, y eso creo que es ya una característica compartida en mi equipo de colaboradores. No
me gusta pedir cosas que no son alcanzables, sino realistas, y siempre busco la oportunidad para cerrar las brechas entre el estado actual y el futuro esperado”, dijo al agregar que : “Cuando ves al trabajo como un elemento que dignifica a la persona, llegas a formar cierta personalidad que cuando vas creciendo en los ciclos profesionales, puedes generar gran empatía y ver claramente qué pasa con la organización, y luego que llegas a entender eso, puedes satisfacer las necesidades en tu empresa y tus empleados, darles guía y dirección para alcanzar los resultados que se esperan, y para que sigan creciendo como personas”, puntualizó.