Hoy en día, son cada vez más las actividades económicas que migran total o parcialmente a lo digital.

Y la industria, en todos sus niveles, no es la excepción. Sin embargo, ¿Qué significa la digitalización
para las pequeñas y medianas industrias? Y ¿Cómo la automatización de procesos y el comercio
digital impactan la industria?

Cuando nos referimos a pequeñas y medianas industrias, queremos abarcar cualquier tipo de
cooperativa u organización local que transforme la materia prima en un producto para el mercado.

En este sentido, se puede concebir la digitalización en tres partes principales: Presencia en la web,
automatización de procesos e innovación.

»

Presencia en la web


Las empresas digitales y la industria se habían mantenido hasta hace poco muy distanciados. Pero la
pandemia y el desarrollo del comercio digital nos ha demostrado, lo imprescindible que es para
cualquier empresa, incluyendo las pequeñas industrias, el tener una página web visible.

Una página web no sólo ayuda a dar visibilidad al negocio, sino también puede eliminar esa distancia
que existe entre la organización y el consumidor. Acercando a los consumidores al proceso industrial,
compartiendo las novedades y noticias del desarrollo de los productos a través de un blog o un
periódico.

Por otra parte, una página web se puede prestar para la captación de personal, ventas en línea e
incluso como referencia para atraer nuevos proveedores e inversionistas.

Automatización de procesos


La automatización no tiene que limitarse a la robótica, la realidad es que existen muchas otras tareas
como: el pago de honorarios, pedidos de compra, etiquetado, entre otros que se pueden
automatizar con la ayuda de un software, no necesariamente un robot.

Los softwares industriales, asisten a los organizadores en tareas simples, monótonas y recurrentes,
que se pueden ordenar, clasificar y planear; dejando más tiempo para las tareas que requieren de
una mente humana y no de una computadora.

Innovación


A medida que la transformación digital entra en una nueva fase, se espera que las empresas líderes
tengan que seguir demostrando su capacidad de adaptación para seguir siendo innovadoras. El éxito
dependerá de muchos factores: desde el apoyo a los desarrolladores hasta las decisiones
pragmáticas sobre la infraestructura, pasando por una evaluación realista de la complejidad.

Por lo tanto, es sumamente importante que los líderes de las pequeñas y medianas industrias estén
al tanto de las innovaciones constantes que se hacen en su nicho, para poder evaluar de qué forma
alguna de ellas se pueda aplicar al contexto de la propia industria, mejorando así la productividad, el
desempeño de actividades y el aprovechamiento de recursos.