Aspel se consolida en México

En 2019 la empresa cumple sus primeros 15 años de operación en el país
Publicado en Enero 2019
por Lourdes Durán / Querétaro
Instalaciones de Aspel en el Parque Industrial El Marqués.
Instalaciones de Aspel en el Parque Industrial El Marqués.
A lo largo de 15 años de operación en México Aspel se ha consolidado como una empresa líder en inyección de plásticos gracias a factores como la calidad, servicio, precio y entrega, principales ventajas competitivas de la firma.
En su planta ubicada en el Parque Industrial El Marqués, en Querétaro, la compañía de origen belga cuenta con capacidad disponible para recibir nuevos proyectos y actualmente está reforzando su departamento de ventas, con miras a seguir creciendo en el país.


“Queremos incrementar las ventas en una primera fase con 50% y un gran porcentaje de ese aumento se puede conseguir sin necesidad de invertir en nuevas máquinas porque tenemos capacidad disponible”, planteó Pedro Frutos, gerente general de la empresa.
Con un equipamiento de 35 máquinas de inyección y una oferta en cuanto a producción de 290 partes distintas, desde la planta de Aspel en México se vende a Europa, Estados Unidos y México.
“Actualmente nos encontramos en el punto de máxima expansión. El año que viene vamos a alcanzar 12 millones de dólares en cuanto a ventas y todavía nos queda un 20% de capacidad instalada”, refirió Frutos.


El directivo resaltó que el grupo ha apostado mucho por México, de manera tal que de 95 proyectos que se tienen a nivel global para ejecutar en 2019, la mitad de ellos arrancarán en el país.
“Eso es un indicador de cómo está funcionando el mercado en México, y de lo que los clientes están demandando”, señaló.

MEJOR PROVEEDOR
Aspel inició operaciones en México en el año 2004, enfocando su producción a la industria automotriz. Entre sus clientes principales se encuentran empresas como Bosch, Hella, Valeo, PSS, IEE, Preh y Hutchinson.


El 2018 fue un año particularmente importante para la compañía, ya que Bosch los reconoció como uno de sus mejores proveedores en la región de Norteamérica.
“Aspel fue seleccionado dentro de los 18 mejores proveedores de Bosch en cuanto a calidad, servicio, precio y entregas, durante los años 2016 y 2017”, resaltó Frutos.
“Eso quiere decir que durante 2016 y 2017 las entregas en cuanto a calidad, tiempo y precio han sido perfectas, y esto hace evidente que el capital humano que hay aquí es muy bueno”, apuntó.
Durante su operación en México Aspel se ha adaptado a las demandas del sector automotriz partiendo de los estándares y normas que la industria requiere.


“El mercado cambia y nosotros nos hemos tenido que ir adaptando a los nuevos estándares. Todas nuestras máquinas de inyección son de la marca Arburg y estamos invirtiendo en automatización. El sector se ha vuelto muy exigente en cuanto a calidad, y nuestras máquinas tienen que ir acorde con ello. Nuestros moldes se están diseñando de acuerdo a las últimas tendencias que está marcando el sector. Se diseñan en Bélgica, pero se pueden fabricar en Bélgica, Portugal, Alemania o China”.
Actualmente la empresa compite exclusivamente en el sector automotriz, pero está abierta a cualquier otra industria donde se valoren los altos estándares de la industria automotriz.
“Nuestros estándares son acordes al sector automotriz y esto es un valor añadido muy grande y una garantía de calidad”, comentó Pedro Frutos.


UBICACIÓN ESTRATÉGICA
En su calidad de multinacional la historia de Aspel inició en Bélgica, en 1956. A nivel global el grupo cuenta con cuatro plantas ubicadas en China, Eslovaquia, Bélgica y México.
Considerando su operación en diversos países, en México la compañía ha encontrado ciertas ventajas competitivas.


“Los clientes son lo primero que nos orilla a venir, pero México tiene todo. Tiene al vecino del norte que demanda mucho, tiene mano de obra y tiene calidad en cuanto a esa mano de obra. Para nosotros el capital humano es fundamental. Invertir en la formación, capacitación y desarrollo de nuestro personal es uno de los puntos más importantes de ese fundamento. Por eso trabajamos juntos con institutos escolares y universidades. Muchos de los practicantes se quedan aquí como personal fijo”, destacó el directivo.
En su planta de Querétaro la empresa cuenta con alrededor de 120 colaboradores y para 2019 se proyecta un crecimiento en cuanto a contrataciones, derivado de los nuevos proyectos que se pondrán en marcha.


“Yo me he encontrado gente muy buena, muy bien preparada y con un gran deseo de desarrollo para ayudarnos a realizar el crecimiento. La gente que sale de las universidades sale bien preparada”, enfatizó el gerente general.



CONTACTO


Aspel Molding de México
(442) 253-1011
www.aspel-group.com