México sigue siendo atractivo

A pesar de la incertidumbre que se tiene en el país por la renegociación del TLCAN, las operaciones industriales avanzan, las inversiones llegan y México sigue creciendo industrialmente
Publicado en Julio 2018
por Ivonne Lara
Kena Yañez, Coordinadora Regional Noreste de ProMéxico dijo que el país está listo para sacar a la industria avante.
Kena Yañez, Coordinadora Regional Noreste de ProMéxico dijo que el país está listo para sacar a la industria avante.
¿Hay vida sin el Tratado de Libre Comercio de América del Norte? Es una de las preguntas que se están haciendo muchos empresarios, industriales y mexicanos. Y la respuesta de los expertos en el tema es claramente positiva.
A pesar que de que la incertidumbre está a la orden del día, los negocios en el país siguen su curso y siguen operando, las inversiones por parte de empresas extranjeras ( no estadounidenses) siguen arribando a México, y el crecimiento y expansión de muchas otras ya establecidas en el país siguen avanzando, ¿qué quiere decir esto? Pues, que la vida sigue su curso, la vida industrial, operativa y productiva del país sigue con o sin el TLCAN o mejor conocido como NAFTA, por sus siglas en inglés.
En éste mes, en nuestra edición de julio, estamos anunciando las inversiones que diferentes empresas están realizando en el país, tal es el caso de K&S Mexicana que inauguró una nueva planta en Guanajuato, al igual que Pritzer, Hella y Nissen que invierten en dicha entidad; mientras que Kekén inaugura planta en Yucatán, Elica en Querétaro, ExxonMobil invierte en Aguascalientes, Comex invierte en Chihuahua e IGS en la zona fronteriza.


De acuerdo a Kena Yañez, Coordinadora Regional Noreste de ProMéxico, varias empresas en el noreste pusieron sus planes de inversión o expansión en pausa, pero no se han cancelado.
Lo mismo sucedió en aquellas empresas que exportan hacia Estados Unidos y Canadá, pues necesitan revisar las modificaciones que se realizarán en el TLCAN y la manera en que esto les podría impactar.
“Varias empresas, incluso asiáticas no han firmado sus contratos, pero si están interesados en avanzar una parte y ver proveedores, sin embargo, hoy en día, existen otras compañías que si han confirmado su presencia en el noreste de México. Dos son muy concretas, y pertenecen al sector automotriz del nivel Tier 2. Una de ellas se decidió por Nuevo León, y se instalará muy cerca de KIA y la otra se decidió por Ramos Arizpe. Una elabora arneses y otra cinturones de seguridad”, recalcó Yañez.
“Hay otras tantas en Tampico pertenecientes a la industria energética, una china y una coreana. Una tiene que ver con energía eólica y otra con el giro petroquímico. Ambas ya están en una fase de toma de decisiones”, dijo Yañez, quien agregó Durango es otra zona que también ha confirmado dos o tres proyectos; de arneses y TI, al igual que Zacatecas que recientemente atrajo a compañías coreanas que tienen como clientes a KIA y las armadoras de Bajío.


Lo anterior es una muestra de que el mercado comenzará a tener movimiento, y cada vez más empresas dejarán la pausa y comenzarán a trabajar para instalarse en el país.
“Yo creo que los inversionistas e industriales ya se dieron cuenta que hay vida con o sin TLCAN. Este año fue la curva que le tomó a las empresas entender que con el tratado NAFTA o sin él habría condiciones a través de la organización mundial del comercio o a través de otros mecanismos para seguir operando, fabricando y exportando, tanto a Estados Unidos como Sudamérica u otros países del mundo”, comentó Yañez.
“En México no ha dejado de llegar la inversión, más bien se han diversificado los mercados de donde proviene dicha inversión. En nuestro país ya sabemos cómo atraer inversión, ya sabemos que somos un país competitivo, pero ante ese panorama de incertidumbre que se generó salimos, utilizamos los mecanismos que tenemos de libre comercio y la inversión siguió llegando”, puntualizó la representante de ProMéxico.


Mauricio Rojas, International Trade Compliance VP de Grupo Prodensa indicó que en efecto, la inversión seguirá llegando al país, y aunque si se ha visto una pausa en las mismas, no ha sido por temor, sino una causa natural que se ve cada seis años cuando se tiene que elegir al dirigente de México.
“Quizá la incertidumbre que existe por parte de los empresarios no es por si se cancela o no el TLCAN, sino por cuales serán los resultados de la renegociación y como es que estos impactarán sus industrias y cómo es que tendrán que modificarse o adaptarse para seguir operando eficientemente”, puntualizó Rojas, quien dijo que una muestra de lo dicho anteriormente es la delegación de empresas de origen chino que visitó y dialogó con el gobierno de Nuevo León para conocer las oportunidades de negocio que existen en la entidad. Son 12 compañías las que podrán invertir más de 28 millones de dólares.


“México sigue siendo atractivo, empresas asiáticas buscan a México como potencial para el área de manufactura. En el caso de las empresas antes mencionadas hay que recalcar que tienen un propósito: producir un bien que será vendido en Estados Unidos, y eso muestra que no han detenido su inversión porque confían. Aún si dejara de existir el TLCAN ( en el peor de los casos), México sigue siendo competitivo y atractivo”, recalcó el directivo de Grupo Prodensa.
“Yo creo que el TLCAN no se cancelará, solo se transformará y modificará, y quizá haya sectores ganadores y otros no tanto, pero seguirá la vida industrial, puesto que las empresas estarán buscando las alternativas necesarias para que aún con las modificaciones al TLCAN puedan seguir operando y hacer comercio”, dijo Rojas.


El directivo de Prodensa recalcó que lo que menos deben hacer hoy en día los empresarios es seguir esperando y ver que sucede con el TLCAN. Recomendó a los empresarios a evaluar cuáles son las condiciones técnicas de integración de origen de los productos que fabrican en México. Es decir, deben tener a la mano el documento que indique el origen de los insumos con los que elaboran sus productos. Después de ello, podrán visualizar si su producto podrá calificar o no.
“El siguiente paso es identificar proveedores potenciales de otros países con los que puedan sustituir importaciones estadounidenses, y por su puesto, visualizar otros mercados para comercializar su producto final”, dijo.

México atractivo y competitivo
Rojas resaltó que México tiene grandes ventajas que hacen al país competitivo ante Estados Unidos y Canadá. En primer lugar está su ubicación geográfica, lo que permite generar valor en la cadena de producción. Y en segundo lugar destacan los tratados comerciales que tiene México con más de 45 países, lo que genera una ventaja competitiva.
“México tiene un bono demográfico interesante de gente joven productiva, su ubicación geográfica sigue siendo un factor predominante para la atracción de inversión, y la cadena productiva en el país está integrado, y eso seguirá así con, o sin TLCAN”, dijo el directivo de Prodensa.


Por su parte, Gregorio Canales, Director de Soluciones Corporativas de Colliers International hizo hincapié en el tema de la ubicación estratégica que tiene México, la cual ni Estados Unidos ni Canadá posee, por ello muchas armadoras eligieron a nuestro país para operar.
“Desde aquí atacamos el mercado estadounidense, al sudamericano, podemos enviar a Europa, a Asia, y recibir componentes, México es estratégico. Si vemos el mapa de nuestro país, la parte más delgada (centro-sur) nos hace más efectivos, pues tenemos 400 kilómetros para llegar al pacífico, inmediatamente, desde una planta en Guanajuato en un día se puede enviar a Manzanillo y en un día a Veracruz y podemos embarcar a Europa, Asia, y al resto del mundo”, explicó.


Diversificación
Algo importante en estos momentos es la diversificación, tanto de proveedores, como de clientes y exportaciones.
“México ya tiene muchos tratados comerciales mundiales, lo que hay que hacer es buscar la diversificación de cartera de clientes y eso va en función de saber el origen de los insumos que integran mi producto final”, dijo Mauricio Rojas, quien recalcó que México puede acceder a los mercados de cuatro regiones principales del mundo: América Latina, Asia, Norteamérica y Europa.
“Es necesario que las empresas busquen nuevos mercados y así disminuir los impactos que se susciten en los cambios de las negociaciones del TLCAN”, dijo Rojas.


Rojas indicó que desde su perspectiva, México si está preparado para la diversificación y esto lo ha visto en dos sectores: el electrónico y el automotriz. El aeroespacial puede ser uno representativo a futuro, así como el médico y el de energías limpias ( eólicas y solares).
Por su parte, Kena Yañez recalcó que muchas empresas se acercaron a ProMéxico para pedir apoyo y buscar mercados en otros países fuera de Estados Unidos, países como China, Japón u otros de Europa y Latinoamérica fueron evaluados por empresas en México para poder exportar, lo que demuestra la visión del mexicano de buscar nuevos horizontes y mercados.
“Lo anterior nos demuestra que sí hay vida con o sin TLCAN, vida con Estados Unidos y Canadá pero más allá de eso, la recomendación más inteligente es diversificar, diversificar y diversificar”, puntualizó Yañez.


Respecto al tema, Gregorio Canales indicó que comerciar con el mundo es factible y necesario, ya que México tiene una dependencia hacia Estados Unidos del 80% y solamente el 20% a otros países del mundo.
“La idea que tiene Ildefonso Guajardo de bajar dicha dependencia a 50% es necesaria, y esto se puede realizar mediante la diversificación. El único problema es que es más fácil decirlo que hacerlo”, dijo.

No nos mata
Canales recalcó que el TLCAN está sustentado en el OMC, lo que indica que aún después de hacerse modificaciones, los aranceles o impuestos no deben superarse de acuerdo a lo que ya se tiene registrado en la OMC, es decir, podríamos acceder al mercado con la tarifa que se impuso, a otros países, si es que dejará de existir el TLCAN.


“Si no tuviéramos el tratado NAFTA podríamos seguir haciendo negocio. Hoy, Estados Unidos impone 2.5% de impuestos a vehículos provenientes de Europa porque no tiene un TLC; ese porcentaje se le cobra a todo el mundo y si nos salimos, ese porcentaje será el que pagarían las exportaciones mexicanas de vehículos, lo que no es un impacto tan fuerte”, dijo Canales, quien recalcó que si se nota el impacto, pero no tanto. “ No es un knock out, no nos pone contra las cuerdas ni nada, es decir, no nos mata”.
Canales detalló que la gran mayoría de las autopartes tienen un impuesto del 0 a 4% para todos los países, y si no tuviéramos el TLCAN tendríamos que pagar dicha cifra, lo que no resulta tan malo.

DIRECTORIO
¿Buscas un producto o servicio?
¿En dónde?