Contáctanos

Vuelve Daimler a operaciones

La empresa fabricante de vehículos pesados mantendrá comunicación constante con sus empleados para prevenir contagios
Publicado el 18 Mayo 2020
por Ilse Casas / Nuevo León
Daimler Trucks fabrica vehículos pesados en sus plantas de Saltillo, en Coahuila y Santiago, en el Estado de México.
Daimler Trucks fabrica vehículos pesados en sus plantas de Saltillo, en Coahuila y Santiago, en el Estado de México.
Luego del anuncio del gobierno federal, de incluir a las empresas de fabricación de equipo de transporte en la lista de actividades esenciales, Daimler Trucks México reinició operaciones este lunes en las plantas de Saltillo, en Coahuila y Santiago, en el Estado de México.

Para su reapertura, se pusieron en marcha nuevos protocolos y medidas de seguridad.
Flavio Rivera, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales de México informó que la compañía está lista para adaptarse a las condiciones actuales y retornar a actividades.

“En Daimler estamos preparados para adaptarnos a las condiciones actuales, por eso hemos puesto todos nuestros esfuerzos en cuidar la salud de nuestros colaboradores al tiempo que atendemos las necesidades de nuestros clientes y apoyamos la operación de nuestra red de distribuidores, quienes en conjunto han sido clave para mantener a México y al mundo en movimiento”, señaló Flavio E. Rivera, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales de México.

Para ello, la compañía también lanzó una campaña de seguridad, para proteger la salud e integridad de los trabajadores y contempla medidas para brindar espacios de trabajo seguros, así como crear conciencia sobre la emergencia sanitaria y prevenir contagios en el trabajo.

De acuerdo con el documento publicado la semana pasada en el Diario Oficial de la Federación, entre el 18 de mayo y el 1 de junio las empresas deberán prepararse para su reapertura, considerando que deberán presentar protocolos de seguridad sanitaria acordes con los lineamientos generales que dispongan las secretarías de Salud, de Economía y del Trabajo y Previsión Social.
Si las empresas no cumplen con los protocolos solicitados serán clausuradas.

En el caso de empresas de la industria automotriz y de autopartes dedicadas a la exportación, éstas deberán aplicar los protocolos que se requieran en los países de su origen.