Contáctanos
Información de contacto solo para suscriptores
Información de contacto al final del artículo, solo para suscriptores

¿Cómo reactivar a la industria?

La salud, el efectivo, la planeación, la cobranza y la cadena de suministro son claves para la reincorporación a las actividades industriales
Publicado el 01 Junio 2020
por Ivonne Lara, Sirse Rosas e Ilse Casas
Se estima que el 38% de las piezas de autos que se fabrican en Estados Unidos se elaboran en México, de ahí la importancia de la apertura de las actividades del sector.
Se estima que el 38% de las piezas de autos que se fabrican en Estados Unidos se elaboran en México, de ahí la importancia de la apertura de las actividades del sector.
Rolando Garay, indicó que el gran reto al que se enfrentarán las empresas para arrancar operaciones, es la recuperación del efectivo.
Rolando Garay, indicó que el gran reto al que se enfrentarán las empresas para arrancar operaciones, es la recuperación del efectivo.
Debido a la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial y en México por el COVID-19, es que la mayoría de las empresas tuvieron que dejar de operar o hacerlo de manera remota desde finales del mes de marzo. Pero en este mes de junio algunas compañías de diversos sectores se irán reincorporando a la actividad, entre ellas las del sector automotriz, construcción y minería, que recientemente fueron consideradas esenciales.

Pero. ¿Es sencilla la reincorporación? ¿cómo es que puede reactivarse la industria? En este especial de portada les traemos la opinión de algunos especialistas en el tema quienes nos platicaron sobre las acciones que estarán llevando a cabo para reactivarse lo más pronto y exitosamente posible.

Rolando Garay, Socio Líder de Asesoría en Tecnología y Transformación de KPMG en México explicó que lo primero que tienen que hacer las empresas es enfocarse en tres aspectos importantes: el primero de ellos se basa en el tema financiero, específicamente, en el efectivo.

“Para poder reabrir sus operaciones, cualquier empresa debe contar con cash ( efectivo). Y aquí entra el tema de la cobranza, puesto que si una empresa no tiene un buen mecanismo de cobranza, el futuro su compañía está en peligro”, dijo Garay, quien recalcó que las empresas del sector manufacturero que tengan cash hoy en día, son las que podrán sobrellevar la crisis a la que se enfrenta México, debido a la pandemia.

El especialista de KPMG comentó que para que una compañía tenga más flujo de efectivo, debe realizar negociaciones con sus clientes para que les paguen antes a cambio de un beneficio. También se pueden hacer negociaciones con los proveedores para extender los periodos de pago, y pueden acercarse a los bancos para adquirir un crédito.

El segundo gran aspecto es un nuevo plan de negocio (2020 y 2021). “Este aspecto tiene que ver con el modelo de negocio, y evaluar si sufrió cambios y adecuarlo de manera que se puedan cumplir las metas realizando las modificaciones necesarias, tanto en recurso humano, operación y manufactura, entre otras áreas”, dijo Garay.

Y por último, el tercer aspecto que tienen que trabajar las compañías para poder reactivarse se enfoca en la cadena de suministro y en asegurar que sus proveedores están listos para comenzar a surtir las piezas y asegurar la logística para recibir dicha materia prima y también para entregar el producto al cliente final.

“Deben estar seguros de que sus contratos están vigentes, tanto de proveedores como de clientes, y por último, también deben revisar el inventario que tienen en su planta, y confirmar que soporta el nuevo plan de negocio que están elaborando para el 2020”, detalló Garay.

Para Nancy Vizcarra Villamarín, consultora independiente y jefe nacional de Cobranzas La Fabril, lo primero que deben atender las empresas son los clientes y los patrones de consumo, después, la liquidez antes que utilidad, y en tercer lugar, deben afrontar la crisis en tres fases (supervivencia, reestructuración y recuperación de la rentabilidad).
“Cada fase debe tener en cuenta las siguientes variables: mercado, oferta de valor, condiciones comerciales, estructura comercial y procesos internos”.

Para la especialista, es importante que las empresas generen un modelo de cobranza que determine: segmentación de clientes, asignación, y estrategia. Complementado con canales de pago.

Cecilia Carrillo, quien funge como directora de Index Nuevo León, indicó que lo más importante que deben tomar en cuenta las empresas para reiniciar las operaciones debe ser el cuidado de la salud de sus colaboradores.

“El regreso a labores no significa que se haya terminado el riesgo de contagio, ni la enfermedad misma, por lo que es vital hacer un diagnóstico de las condiciones del centro de trabajo”, dijo.


Calentando motores

Después de poco más de dos meses de haber cancelado sus operaciones a causa del COVID-19, la industria automotriz logró reincorporarse a sus actividades a partir de este primero de junio.

Y para ello, el sector se estuvo preparando con los protocolos necesarios para cuidar a su personal y reactivar a la industria.

“Las empresas pertenecientes al Clúster Automotriz de Nuevo León hemos trabajado con el Seguro Social para revisar los protocolos a seguir para que el regreso al trabajo sea seguro. Los cuales abarcan diversas prácticas para que los trabajadores estén protegidos antes, durante y después de concluir su jornada laboral. Se contemplan filtros de seguridad e higiene desde el transporte, al entrar y salir de las plantas, tales como revisión de temperatura, identificación de casos sospechosos, distanciamiento tanto en la operación como en las áreas comunes como lo son los comedores o las salas de juntas, por mencionar algunos ejemplos”, dijo Manuel Montoya, director general del Clúster Automotriz de Nuevo León, organismo que apoya a sus asociados mediante NAFINSA, con quien tienen diferentes programas para las pymes que son las que pueden tener más vulnerabilidad.

“Incluso algunas empresas Tier 1 tienen algún programa de factoraje y adelanto de trabajo con sus proveedores, con la intención de ser solidarios con ellos”, dijo Montoya quien recomendó a las pymes a prepararse para la reactivación. “Lo primero es cuidar a la gente (con un lugar seguro); lo segundo es cuidar el flujo (el efectivo) ya que dejamos de trabajar durante dos meses, lo que significó dejar de facturar y en tercer lugar, hay que seguir buscando oportunidades de negocio para levantarse ante esta crisis”, dijo Montoya.

Una de las empresas automotrices que ya inició operaciones después 62 días de paro de producción obligado por el COVID-19, es la armadora General Motors. La compañía anunció que sus plantas de Motores y Transmisiones de Ramos Arizpe y Silao arrancaron de manera paulatina, programada y segura.

Por su parte, el sector aeroespacial, el cual también es considerado ya como esencial para la economía, comenzó sus procesos de implementación de medidas de sanidad desde el mes de mayo, para volver a la actividad.

De acuerdo con Claire Barnouin, directora del Monterrey Aerocluster, empresas como Grupo Quimmco han instalado mamparas de acrílico entre la maquinaria para proteger a su personal.

“A raíz del anuncio del gobierno federal y una vez aclaradas las fechas, plazos y dinámicos de cómo va a funcionar la reactivación, están alistando sus protocolos para operar con normalidad, tomando en cuenta que sí son muchas las medidas que deben aplicarse y las adecuaciones que se deben hacer”, comentó Barnouin.


Recuperación

Aunque la contingencia sanitaria y el paro de actividades industriales deja siempre daños al país y aunque se sufra de una devaluación de la moneda, México sigue siendo competitivo por la mano de obra, así como por la exportación de productos.

“Ante los Estados Unidos, México seguirá siendo un proveedor atractivo, porque nuestros precios serán sumamente competitivos, por el tipo de cambio”, dijo Rolando Garay, quien agregó que aunque no hay una fecha estimada para definir que la economía se recupere totalmente, si se estima que puede darse de tres formas. La primera indica que su recuperación puede ser en forma de V, es decir, que rebota hasta el fondo y se recupera rápido; la segunda es en forma de U, lo que significa que cae la economía y se mantiene por un tiempo y luego sube. Y el tercero es en forma de L ( lo cual se espera no suceda), es decir, la economía baja y mantiene así por un tiempo prolongado sin saber cuando se recuperará.


Reactivación en Querétaro

En el estado de Querétaro, cerca de mil empresas se prepararon para la reactivación de operaciones este lunes 1 de junio, todas de los nuevos sectores declarados como esenciales: automotriz, aeronáutico y de la construcción.

Para la industria aeronáutica y automotriz, son alrededor de 400 empresas las que reactivan sus operaciones en la entidad, mientras que del sector de la construcción son cerca de 500 unidades de negocio.

Desde abril pasado, que se comenzó a rumorear que la industria automotriz pudiera considerarse esencial, las compañías comenzaron a establecer protocolos internacionales al interior de sus plantas, para prepararse para la apertura.

El titular de la Sedesu en Querétaro, Marco del Prete Tercero precisó que las compañías de estos sectores hicieron el compromiso de no arrancar al 100%, sino de hacerlo paulatina y gradualmente con base al mercado, de manera responsable, por lo que dijo, es complicado determinar cuántos trabajadores regresarán a las actividades en estos días.

Por su parte, Francisco Domínguez Servién, indicó que el gobierno estatal de Querétaro destinará 2,000 millones de pesos de recursos estatales para la ejecución de obra pública, con el objetivo de reactivar la economía en los 18 municipios de la entidad, para dinamizar la construcción y generar empleos entre la población de la localidad.

El proceso para la reactivación será en cinco pasos, mismos que se podrán cumplir a través de la colaboración con las empresas: el primero se basa en lineamientos, el segundo en convocatoria y reuniones sectoriales, el tercero en la participación social, el cuarto en adecuaciones y el retorno gradual.

Como medida de apoyo e impulso en la reactivación de operaciones, el Clúster Automotriz de Querétaro ha buscado estrategias que les ayuden a retomar el ritmo de operación, dijo el presidente del organismo, Renato Villaseñor Mendoza.

Una de las estrategias que se realizan al interior del clúster es buscar esquemas de financiamiento, entre ellos, el que anunció el gobierno estatal con un monto de hasta 80 mil pesos para empresas de hasta 50 colaboradores.
Empresas totales del sector manufacturero en México:
604,250

Cantidad de armadoras en el país:
30

Empresas Tier 1 en México:
300

Compañías Tier 2 en el país:
Más de 1,000