Industria 4.0 ¿Adaptarse o Desaparecer?

Para permanecer en el mercado, es necesario incorporarse a ésta nueva ola tecnológica
Publicado en Abril 2018
por Lourdes Durán, Ilse Casas e Ivonne Lara
Alfonso Trujillo, director general de i3.
Alfonso Trujillo, director general de i3.
Internet de las Cosas, fusión de maquinarias, procesos con redes y sistemas de interconexión son términos que suenan cada vez más fuerte entre los diversos sectores industriales. Y es que en los últimos años, las fábricas ya han comenzado su transformación introduciendo, poco a poco, tecnología digital para hacer más eficiente su producción.
Grandes empresas del giro automotriz, aeroespacial, tecnológicas, de electrodomésticos y otras ya han se han sumado a la ola de la Industria 4.0, sin embargo, existe una gran área de oportunidad entre las medianas y pequeñas empresas.


La Industria 4.0, es algo que ya está sucediendo en México, y no es solo una palabra de moda, sino un determinante para estar en la jugada de los negocios, pues con ello, las empresas se transforman a manufacturas inteligentes y dejan de ser una simple maquiladora, y los jugadores pueden tomar decisiones rápidas y mejoran sus procesos.
Con la Industria 4.0, las empresas obtienen grandes beneficios, entre ellos; llevar más rápido los productos al mercado, contar con costos competitivos y contar con mayor flexibilidad para manufacturar diferentes productos manteniendo los altos estándares de calidad que exige el consumidor y el cambiante entorno económico.


Pero, ¿Qué es la Industria 4.0? Pues de acuerdo a Siemens, la cuarta revolución industrial es la interacción entre software y hardware, la aparición de nuevos materiales, el desarrollo de sistemas operativos más potentes, el diseño de procesos más eficientes y la digitalización de los procesos y servicios.
Para dicha empresa, la Industria 4.0 conlleva trasladar toda esa adopción tecnológica de productos inteligentes y llevarlo a la manufactura a través de la digitalización, big data o concentración de la información, así como mediante el internet de las cosas, que es la infraestructura de la comunicación entre los dispositivos físicos y el reporte de datos.
“La industria 4.0 es un proceso que ya está sucediendo en México y se llevará a cabo y evolucionará durante los próximos 5 o 10 años”, informan directivos de la empresa


“Muchas empresas siguen viendo a la Industria 4.0 como muy lejana, y la realidad es que el futuro ya nos alcanzó”, señaló afirmó Mario Hernández, socio líder del segmento IMMEX de KPMG en México, quien señaló que aquellas empresas que no se transformen y adapten a ésta cuarta revolución, quedarán fuera del mercado. “Si no inviertes, si no creces, si no incorporas todo esto en tus procesos de manufactura vas a dejar de ser competitivo y te quedarás fuera del mercado. Definitivamente tienes que invertir”, dijo.

Proceso de adopción
En plena cuarta revolución industrial, especialistas, académicos y funcionarios de gobierno mantienen la discusión sobre qué camino tomar para poner a México en la punta de la modernización que trae consigo la industria 4.0.
Para el Subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, Rogelio Garza, hay dos temas fundamentales para que México sea competente a nivel internacional en temas de la industria 4.0: implementación y rapidez.


El funcionario federal explicó que empresarios de la talla de Jeff Bezos, fundador y director de Amazon, ahora se dan plazos de solamente dos años para sus planes a largo plazo por la velocidad con la que la industria avanza.
Garza opinó que es fundamental intentar que México no solamente “se suba al tren” de la cuarta revolución industrial, sino que en algún punto lo comande. Pero también es necesario crear nuevas políticas públicas que impulsen la innovación, pues con el marco regulatorio actual, admitió, es complicado que las empresas y los investigadores desarrollen nuevas tecnologías.
Por ejemplo en Nuevo León, con la implementación de la Iniciativa Nuevo León 4.0, las cuatro principales universidades trabajan en la creación de laboratorios en los que los estudiantes desarrollen nuevas habilidades y elaboren proyectos conjuntos con las empresas. Y la Universidad Regiomontana (UERRE) comenzó a finales de febrero la construcción de su laboratorio, en el que los alumnos trabajarán en temas como machine to machine (m2m), internet de las cosas (iot) y big data.
Por su parte, la Universidad Mondragón México con sede en Querétaro, cuenta ya con un laboratorio de innovación tridimensional, y en alianza con la firma especializada en tecnologías de la información y comunicaciones Oracle se trabaja en un laboratorio de Big Data y de análisis de datos y de información.


Esto se complementa con otros esfuerzos que se llevan a cabo en el estado. Recientemente en la Universidad Tecnológica de Querétaro (UTEQ) fue inaugurado el Creativity and Innovation Center 4.0, un espacio en el que se estimula la creatividad, innovación y el desarrollo de proyectos orientados a la industria 4.0.
También en la UTEQ, con el fin de hacer frente a la cuarta revolución industrial y responder a los retos que esta conlleva, se inauguró el Ingenuity Lab UTEQ-Siemens, un centro de formación en el que se capacitará a estudiantes de ingeniería en temas de digitalización, manufactura avanzada, industria 4.0 y manejo de energía.
Se trata de un centro de desarrollo de talento especializado que opera sobre la plataforma tecnológica de Siemens mediante la colaboración con la universidad, para la formación de profesionistas.


Una necesidad
De acuerdo con Luis Alfonso Ramírez, la industria 4.0 es una necesidad que pronto se convertirá en una obligación, muy parecido a lo que fue el ISO 9000, que al principio era aspiracional, pero ahora es casi obligatorio.
En este sentido, Ramírez planteó que muchas compañías que soliciten los servicios de empresas proveedoras van a obligar mediante contrato a que se les reporten en tiempo real inventarios, órdenes de producción, controles de calidad o cualquier condición que se pueda monitorear.
De acuerdo a un estudio de prospectiva realizado por la Universidad Mondragón, es una inversión que si no se hace ahora será obligatoria en los próximos tres años, y después será una condición de salida del mercado.


Fábricas del futuro
Luis Carbonell, director adjunto de NC Tech, consideró que la industria 4.0 es un momento en la etapa de la humanidad y un punto por el cual estamos pasando.
Para NC Tech, empresa que ofrece soluciones e innovación tecnológica para la optimización de procesos de diseño, desarrollo y manufactura 4.0, es necesario transformar al sector industrial de México en fábricas del futuro.
De acuerdo con el directivo, algunas de las tecnologías que nos harán llegar a esa transformación son el diseño CAD, la validación CAE, la manufactura aditiva, la virtualización PLM, el IoT (internet de las cosas), la realidad aumentada y el digital twin, una réplica virtual de cómo se va operando incluso una planta completa.


Alfonso Trujillo, director general de i3, empresa que se especializa en la Industria 4.0, al asesorar, guiar y ofrecerle a las empresas todas herramientas necesarias para formar parte de ésta cuarta revolución industrial, dijo que la primera diferencia de éste revolución es la conectividad absoluta. “Todo está relacionado e interconectado, con ello se pueden tomar decisiones reales”, dijo.
Trujillo detalló que una empresa que ya forme parte de la Industria 4.0, tendrá menores costos, mayor productividad en el mismo tiempo, menor re-trabajo, menores fallas, menores reclamos, y todo esto gracias a la información en tiempo real que tienen de sus procesos productivos y de los equipos que son capaces de conectarse entre sí.
Trujillo detalló que implementar dicha tecnología en las compañías no es costoso, sino que es una inversión, pues de ello depende el futuro de una organización. “Es una inversión de la cual debe haber un plan de recuperación, nosotros trabajamos para ayudarle a los clientes a entender esos plazos de recuperación”, dijo.


Trujillo indicó que la tecnología necesaria para ser una empresa 4.0 es escalable, pues se pueden comenzar con inversiones pequeñas en sistemas o maquinarias y después con los ahorros que se realicen se adquieren más tecnologías.
“Es un ciclo que se va alimentando a sí mismo, no tienes una barrera de entrada mínima, y nosotros podemos asesorar a las pymes para que se puedan sumar a ésta ola de innovación y tecnología”, dijo Trujillo.
El directivo de i3 indicó que se estima que para el año 2050, todas las empresas sean parte de la cuarta revolución industrial, y las que no, ya no existirán.
i3 destaca por importar, distribuir, capacitar y dar servicios de refacciones para las marcas de robots que distribuyen.
“En i3 proveemos la tecnología, pero también tenemos el conocimiento para guiar a las empresas hacia la Industria 4.0 y poco a poco , las transformamos en fábricas inteligentes”, dijo el directivo de la empresa.


Talento humano y robots
Uno de los temas que más pesan en el Industria 4.0, es el tema del talento, pues se teme que al momento en el que más empresas recurran a nueva tecnología y automatización y adquisición de robots, el talento humano desaparezca de las plantas.
Y respecto al tema, el especialista de i3 comentó que hay una estadística que relaciona al talento humano con los robots, en donde se indica que a mayor compra de robots, mayor creación de empleos.
“Los empleos que se generarán en empresas que ya cuenten con robots, no son para hacer las tareas del robot, ya no se requiere personal para poner un tornillo o para ensamblar una tuerca, eso se lo dejan al robot, lo que sucede es que ese robot genera más productividad y entonces genera la necesidad de más ordenes, más volumen y el ser humano llega a cumplir tareas complejas y de inteligencia, como suministro de materiales, componentes y herramentales, por lo que se crearán empleos de mayor especialización”, dijo Trujillo.


“La nueva generación de robots colaborativos vienen a romper paradigmas de como la manufactura realiza su trabajo, ahora podrán trabajar al lado de un robot que se comportará más como una herramienta inteligente”.
Por su parte, Mario Hernández de KPMG resaltó que en México nos hemos venido adaptando al tipo de empleado que la industria demanda.
De acuerdo con el especialista, hacia el futuro se visualiza una demanda en personal para cubrir áreas de tecnología, electrónica, computación, diseño, investigación, desarrollo de productos y distribución, que es hacia donde se debe invertir y preparar a los alumnos.

Año en el que se estima todas las empresas deban estar al día en la Industria 4.0:
2050





DIRECTORIO
¿Buscas un producto o servicio?
¿En dónde?