Unir a empleados y supervisores, la clave en Cooper Standard

La empresa que manufactura líneas de gasolina ha logrado reducir su índice de rotación durante la segunda mitad de 2017
Publicado en Diciembre 2017
por Ilse Casas / Coahuila
Claudia Ramírez Samaniego, coordinadora de desarrollo organizacional de Cooper Standard.
Claudia Ramírez Samaniego, coordinadora de desarrollo organizacional de Cooper Standard.
Mientras la competencia por retener al personal en las plantas de Coahuila incrementa, debido a la constante llegada de nuevas empresas, en Cooper Standard han encontrado la clave para que sus empleados no busquen otras empleos y permanezcan en la empresa: la cercanía con sus supervisores.
La empresa global, que cuenta con una planta en el Parque Industrial Zapalinamé, en Saltillo y que desarrolla líneas de gasolina, ha logrado disminuir su índice de rotación y presentar un porcentaje de 1.6. Lo anterior se ha logrado gracias a la generación de confianza que existe entre los supervisores de manufactura y de los empleados.


Al respecto, Claudia Ramírez Samaniego, coordinadora de desarrollo organizacional de Cooper Standard explicó que la clave fue quitarle el reflector al área de recursos humanos y hacer que el supervisor se encargue de solucionar las necesidades del empleado y coordinar descansos y vacaciones.
“Después de varios años de tener una alta rotación de entre el 6% y 8%, debido a la competencia empresarial, hemos logrado disminuir dicho porcentaje y en la segunda mitad llegamos al 1.6 por ciento”, aseguró Ramírez, quien agregó que tienen dos meses dentro de la meta de rotación y consideró que esta seguirá a la baja.


Para ingresar a trabajar a Cooper Standard, los candidatos deben cumplir ciertos requisitos, entre ellos el estables socioeconómicamente, es decir, mujeres y hombres casados, preferentemente padres de familia y mayores de 25 años, con ganas de desarrollarse y hacer carrera dentro de la compañía.
A partir de enero, Cooper Standard comenzará la búsqueda de nuevo personal operativo ya que traerá de vuelta líneas de producción que habían sido enviadas a una sede en Torreón, pero con su regreso a Saltillo, será necesario tener más empleados.


La coordinadora de desarrollo organizacional especificó que mientras que se buscará nuevo personal operativo, los que están en el área administrativa, que son alrededor de 56 personas, ampliarán sus funciones para cumplir con los objetivos fijados por la compañía.

Los ayudan a crecer
Aunque Cooper Standard valora el talento local, lo cierto es que da prioridad a sus propios empleados a la hora de buscar candidatos para un nuevo puesto.
Esto es, que el 50% de las promociones que realiza la empresa son de personal que ya labora en la compañía.
A los trabajadores se les ofrecen además otro tipo de beneficios para seguir y crecer profesionalmente dentro de la empresa, en el caso del personal operativo se les ofrece el terminar la preparatoria técnica en el Centro de Desarrollo que se ubica dentro del parque industrial. Para el área administrativa, los empleados con licenciatura terminada tienen la posibilidad de estudiar una maestría con las becas al 100% que ofrecen instituciones locales con las que Cooper Standard tiene convenio.
“Si es necesario apoyarlos con horarios, se hace y nos enfocamos en personal que está haciendo la carrera, tenemos un programa de becas apoyado también por una universidad de Saltillo donde están otorgando becas del 100 por ciento a estudiantes.
Contacto
Restringido