Con un pie en la inversión y otro en la investigación

Para ser parte del sector automotriz, el cual crece constantemente. Las compañías debe invertir en innovación e investigación y prepararse para incursionar en el negocio de los vehículos eléctricos.
Publicado en Abril 2019
por Ilse Casas / Nuevo León
En México y el mundo la venta de vehículos eléctricos es lenta por la ausencia de infraestructura suficiente.
En México y el mundo la venta de vehículos eléctricos es lenta por la ausencia de infraestructura suficiente.
Aunque las empresas del sector automotriz tienen mayor producción actualmente, que en toda su historia, los directivos de las compañías no están tranquilos, sino que se encuentran cada vez más preocupados porque el avance tecnológico los alcance y no se encuentren listos para recibirlo.
Así lo aseguró Manuel Montoya, director del Clúster Automotriz de Nuevo León (CLAUT), quien explicó que las grandes empresas están buscando la manera de estar preparadas e incorporar a sus ventas productos para los vehículos eléctricos.

“Todo mundo está inmerso en esto, el cambio en la industria va a venir y va a cambiar, el mismo Leopoldo Cedillo (CEO de Metalsa) lo dice, que nunca habían producido como ahora pero nunca antes habían estado tan preocupados, porque las armadoras están solicitando que produzcas más, y que sigas invirtiendo, pero, ¿hasta dónde seguir invirtiendo y que el cambio tecnológico me alcance y que me encuentre con mis inversiones a medias?”, señaló.
Para los empresarios del sector automotriz es una duda que les aqueja y que les obliga a trabajar en “paralelo”, es decir, a seguir creciendo, pero también a seguir invirtiendo y empezar a trabajar en investigación y desarrollo, para estar listos para los cambios en la industria.

“Va a llegar un momento en que estará conviviendo el coche de combustión interna y el coche eléctrico y las empresas estarán con un pie en cada lado (refiriéndose al tipo de producción)”, expresó Montoya, quien destacó que en Nuevo León, empresas como Nemak y Cuprum ya se preparan para competir en la industria de los autos eléctricos.
De hecho, Nemak ya tiene un porcentaje de sus ventas destinado al mercado de los autos eléctricos, aún y cuando rechazó ser proveedor de Tesla hace un par de años, por considerar a la armadora, un “negocio de alto riesgo”, como lo indicó su CEO, Armando Tamez durante 2018.

Y desde el 2015, Cuprum cuenta con una división automotriz. Dicha compañía regia, especializada en la fabricación de escaleras y ventanas de aluminio, se dio cuenta que el mercado automotriz no para de crecer y que los vehículos requieren cada vez de más aluminio, por lo que decidió ingresar al sector.
“Hoy en día, Cuprum tiene un negocio de casi 20 millones de dólares que no existía en 2015 y seguirá creciendo”, señaló el directivo del CLAUT.

Encontrar oportunidades
La clave para que las empresas sobrevivan al cambio tecnológico es ver dónde se encuentra la oportunidad.
Montoya reiteró que las empresas Tier 2 deben parar de esperar a que el cambio las alcance y comenzar a trabajar para encontrar nuevos negocios en los que incursionar.

Ello, pese a que el crecimiento en el mercado va lento y se podría esperar que haya más coches eléctricos en el país hacia 2030 o 2040, en opinión del directivo, en parte porque no hay infraestructura suficiente para asegurar la autonomía de los vehículos, así como el hecho de que el costo de los autos impide que sean producidos en grandes cantidades.

Venta de vehículos híbridos y eléctricos en México durante 2018:
17,807






Venta de vehículos de combustión interna en México durante 2018:
1,421,458






CONTACTO


Clúster Automotriz de Nuevo León
(81) 8335-1087