Ensamblan bombas para drenar agua

Askoll México provee a empresas de la industria de electrodomésticos
Publicado en Noviembre 2018
por Ilse Casas / Coahuila
Daniel Plascencia Morales, gerente general de Askoll México.
Daniel Plascencia Morales, gerente general de Askoll México.
Asegurarse que las lavadoras y los lavatrastes expulsen el agua que utilizan en sus ciclos, es el trabajo al que Askoll México se ha dedicado desde que llegó a México, hace 10 años.
Nacida en la zona de Véneto, Italia, Askoll comenzó su historia en 1979 como una empresa dedicada a la fabricación de bombas síncronas para la recirculación del agua dentro de las peceras.
Esta idea fue tomada luego por el fundador de la compañía, Elio Marioni, para llevar esos sistemas a las lavadoras y lavatrastes, y así mejorar la capacidad de drenado de estos.


Hoy en día, Askoll se dedica a la creación de motores para diferentes aplicaciones, que van desde los que se utilizan dentro de los acuarios, en lavadoras, lavatrastes y estufas. Además, desde el 2013 la empresa ha incursionado en el sector automotriz, con la puesta en marcha de una línea de vehículos eléctricos que actualmente solo está disponible en Europa.
Daniel Plascencia Morales, gerente general de Askoll México, explicó que en la planta que dirige se dedican al ensamble de bombas síncronas para las lavadoras y lavatrastes, que en su mayoría, son exportadas a Estados Unidos, países de Europa y Asia.


De hecho, el 90% de lo que se produce en dicha planta se exporta, mientras que el 10 por ciento restante es destinado al mercado local, principalmente a la empresa Mabe, que también se ubica en Saltillo.
“Aquí en México estamos dedicados a hacer bombas de drene y de recirculación para lavadoras y bombas de drene y circulación para lavatrastes. Desde Saltillo mandamos a las líneas de ensamble de Electrolux en Kingston, a las líneas de ensamble de Whirlpool en Ohio, de Electrolux en Iowa y Electrolux Juárez y Mabe Saltillo”, explicó.
Desde su planta localizada en Coahuila, Askoll produce diariamente más de 32,400 bombas de drene y se prevé que este año sean ensambladas 6 millones de piezas, aunque la capacidad instalada de la compañía les permite la posibilidad de armar hasta 9 millones.


La compañía destaca por alcanzar ventas anuales que rondan los 23 millones de euros.
“Entre nuestros planes está el incrementar dicho índice y llegar a los 35 millones de euros”, dijo el directivo.

Presencia mundial
A nivel mundial Askoll cuenta con presencia en seis países: Estados Unidos, México, Brasil, Eslovaquia, Rumania y China. Sin embargo, su matriz está ubicada en Italia, donde se ubican sus headquarters, y donde tienen seis plantas más en las que se dedican, entre otras cosas, a la producción de vehículos eléctricos, como bicicletas y motocicletas.
También cuentan con un centro de diseño e innovación que fue creado a raíz de la mudanza de algunas de sus plantas a otros países, lo que dejó mano de obra muy calificada que logró apoyar desde otro punto de vista al desarrollo de la compañía.


Empresa esbelta
Aunque se trata de una empresa con presencia mundial, Askoll funciona bajo un modelo lean que es difundido en el área de Véneto por el nivel de automatización con el que se trabaja.
Actualmente la empresa cuenta con 2,000 empleados en total y en México tiene 120 trabajadores, de los cuales 90 son operarios.
En el país, la compañía cuenta con tres líneas semi automatizadas en donde los empleados se aseguran de que los procesos sean llevados a cabo de manera adecuada y acompañan cada pieza desde el inicio de la línea hasta que es embalada.



Askoll también desarrolla sus propios sistemas de automatización por lo que las plantas también son uniformes en sus diseños interiores.
Cabe destacar que la empresa destina alrededor de 20 millones de euros al año para temas de automatización y desarrollo de proveeduría.

Una bomba es como el hígado
Plascencia dijo que la principal tarea que debe cumplir Askoll es la satisfacción del cliente. Y es por ello que ofrecen una alta calidad en sus piezas.
“Una bomba es como el hígado en el cuerpo humano, tiene que expulsar todo lo que no debe estar ahí”, comentó respecto de las pruebas que realizan a las bombas sincrónicas para asegurar que puedan drenar el agua correctamente después de los ciclos de lavado.


El directivo resaltó que su objetivo es evitar molestias al usuario final, y asegurar que su lavadora o lavatrastes drene adecuadamente el agua.
“Una prueba muy común que hacemos es que ponemos diferentes tipos de objetos en la lavadora y se tienen qué expulsar, ponemos monedas, pasadores del cabello, calcetas de bebé, y todo eso debe ser expulsado por la bomba. Incluso hacemos pruebas con arena, para asegurarnos que eso salga durante el drene del agua”, indicó.



CONTACTO


Askoll México
(844) 866-0761